Año 1- NºO
  Setiembre de 2013
Editorial El agua (poesía) OTS España
Entrevista OTS Portugal Servir (poesía)
Trabajar para la OTS Transplantes Sanación emocional
Los niños Campaña de OTS Perú  

*

Editorial



Decir que el mundo está sumido en una tremenda crisis no es algo nuevo, todos lo sabemos, pero al hablar de crisis no se hace referencia a la económica solamente, por mucho que pueda afectar a todos los países del planeta Tierra, ya que esta faceta no es más que una parte de la verdadera crisis por la que atraviesa el mundo.

La crisis a la que se hace referencia responde a motivos más importantes y trascendentes que ante la comprensión de la mayoría de los seres humanos pasa inadvertida. Se trata de la variación de la influencia del 6º Rayo por la del 7º Rayo. Las características propias de cada uno de estos Rayos se contraponen en muchos aspectos, y ello genera conflictos, problemas y dificultades entre los seres humanos, que inducen a que muchas personas se sientan perdidas, aturdidas y atormentadas y lleguen a creer que todo fracasa, cuando no es así ni mucho menos considerando un determinado aspecto de la vida. Si a esto sumamos la potente carga de egoísmo consustancial al ser humano, nos da como resultado la situación que nos ha correspondido vivir y que todos conocemos.

En una de las Cartas de los Mahatmas podemos leer que el Maestro K.H. dice al Sr. Sinnett, entre otras cosas; ‘La naturaleza tiene un antídoto para cada veneno’. Pero los seres humanos somos parte de la naturaleza y como tal nos comportamos y para actuar como antídoto contra el veneno de la crisis presente nos unimos y ayudamos a nuestros semejantes. Nunca han existido en el mundo tantos movimientos solidarios, tantas ONG, tantas asociaciones de muy variada índole que laboren a favor del género humano.

En la OTS tenemos el privilegio, porque así hemos de considerarlo, de poder coadyuvar a ser antídoto contra el potente veneno de la crisis actual, pero, y no hay orgullo en ello, sino realidad, con la magnífica ventaja sobre otros movimientos, de que nuestro trabajo tiene el respaldo directo de la Sociedad Teosófica. Si a ello nos aprestamos, y es lo que intentamos, podemos ser muy útiles a nuestros semejantes y a la propia naturaleza. No es arriesgado pensar que, en su momento, la ST, y por ende la OTS, fueron creadas, entre otras razones, para que en el momento actual fueran un buen antídoto contra la crisis que nos afecta.

La OTS está activa, aproximadamente, en la mitad de los países en los que existe la Sociedad Teosófica y hemos de tratar de que su radio de acción se amplíe, pero para ello hemos de actuar coordinadamente y hacer todo lo que podamos por mantener un contacto lo más fluido posible dentro de las ocupaciones personales de cada uno, porque, sin duda, ello hará posible que la OTS funcione mejor y ese mejoramiento incrementado, por sus propias características, facilitará que pueda implantarse en lugares en los que ahora no está presente.

En el mes de Agosto de 2012 me permití escribir anunciando la posibilidad de poder editar este Boletín electrónico y no obtuvimos ninguna respuesta, ni a favor ni en contra, lo que resultó descorazonador, pero como quiera que la necesidad del Boletín es la misma ahora que entonces, se ha optado por iniciar la aparición de este medio de comunicación para que se compruebe su viabilidad y necesidad de ser emitido. El contenido que se recibe es parte del material que había preparado para el No. 14 de The Service Link que dejó de aparecer como se sabe. En el futuro, si continúa emitiéndose este Boletín, tendrá un contenido compuesto básicamente por los datos que se reciban de todos vosotros. Las noticias que se produzcan son de gran interés para todos, las actuaciones dentro de la OTS también, todo cuanto pueda redundar a favor de la OTS en todo el mundo, es de gran valor, en definitiva, y como ya expuse, ha de ser un Boletín compuesto por todos nosotros. Todo esto no significará mucho más trabajo del que ahora realizamos, comprobadlo.

Recuerdo que la dirección de la página Web de la OTS para Iberoamérica, en español y portugués es: www.ots-hispania.org

Gracias personales a todos por la muy válida cooperación que se reciba. Envío un muy fraternal saludo de corazón a corazón.


 

*

 

Orden Teosófica de Servicio
ESPAÑA


Durante los días 24, 25 y 26 de Mayo de 2013, la OTS en España organizó su Encuentro anual en el mismo lugar de ocasiones anteriores por ser un marco idóneo para nuestro propósito.

En este caso, el tema general del Encuentro fue “La naturaleza del servicio teosófico” dividido, como siempre, en seis subtemas que fueron tratados con amplitud por la mayor parte de los asistentes que mostraron real interés por el trabajo que se realizó.

Se acordaron varios puntos de acción futura que ya se han tratado de poner en práctica y se acordó volver a celebrar un nuevo Encuentro el año 2014 que, aproximadamente, versará acerca de El Reino Dévico y la OTS.


     Mas información

 

*
 

Entrevista a Clarisa Elósegui Navarro

Anterior Secretaria General en España

 

Por tratarse de la anterior Secretaria General en España, incluimos una entrevista a Clarisa Elósegui Navarro. Su comprensión acerca de la labor de la OTS es real, habiendo participado en nuestros trabajos en varios de los encuentros anuales que celebramos en los que intervino de forma activa. Es de esperar que sus palabras puedan servir de ayuda a quienes las lean.

He aquí el resultado de la entrevista.

Pregunta. ¿Cuál es tu opinión acerca de la OTS?

Clarisa Elosegui. He sabido recientemente que a principios del siglo pasado, la OTS estuvo muy activa en nuestro país. Hay referencias a ella en los folletos de la ST de la época. Opino que actualmente se habla poco de ella y que por alguna razón, que desconozco, se la ha relegado a ese “algo lejano” como si, en la actualidad, hubiese perdido vigencia. En los últimos años ha aumentado, en muchos millones, la población mundial. Con este aumento lo han hecho también los seres que sufren y en alguna medida los que “ayudan” a menguar el sufrimiento. Mi opinión es que la OTS es tan vigente y necesaria hoy como lo fue antes.

P. ¿Crees que la OTS forma parte de la Sociedad Teosófica?

C.E. Tal como sabemos la OTS fue fundada por Annie Besant y desde entonces hasta aquí los sucesivos Presidentes de la ST han sido también Presidentes de esta Orden, la han respetado y la han promocionado, cada uno de ellos según su propia idiosincrasia, y no cabe duda de que ello es así porque forma “parte” y no está “aparte” de la ST.

P. El objetivo básico de la OTS es el servicio. ¿Qué opinas acerca del Servicio?

C.E. Hay algo que a los estudiantes de teosofía se nos olvida con cierta facilidad. En la manifestación se repiten los triángulos. La trinidad es en todas las partes. Me explicaré:
En una primera fase los miembros de la ST introducimos, a través de los sentidos, una gran cantidad de “información” ya sea a través del estudio, la lectura, escuchar conferencias, etc. Algunos miembros se quedan en esta fase sin más. Hay una gran tendencia a creer que una vez “sabido intelectualmente” algo ya es nuestro. Craso error.
En una segunda fase el miembro, que es además “estudiante” y que quiere profundizar acerca del significado real de aquello que ha leído, oído, etc., hace un trabajo de reflexión detenida de cada material que le llega y en su interior se producen cambios importantes. Una especie de “destilación” que modifica el contenido introducido, y se deshace de lo superfluo quedándose con lo esencial de cada cosa.
En una tercera fase aquello esencial que permanece en su interior lo lleva a la realización práctica en sí mismo. La práctica consiste en cambios transformadores a nivel mental, a nivel emocional y en el plano físico en la acción y en las palabras. A estos se les suele llamar Teósofos prácticos.
En toda la Teosofía encontramos con repetida frecuencia la necesidad de convertirnos en “filántropos”.
Recordemos lo que dice el diccionario acerca de la palabra. Filántropo (fil+antropo). El que ama al género humano, especialmente el que emplea actividad, capital, etc. en beneficio de los demás.
Mi opinión es que sin esta tercera fase el proceso no se completa. Está cojo y no se sostiene. Esta tercera fase nos ha de llevar, entre otras prácticas a la más importante de ellas, ser filántropos. Ello significa convertirnos en verdaderos seres humanos para los seres humanos y también para todos los seres.

P. En el mundo actual, tan apresurado, tan materialista y tan poco solidario, ¿tiene cabida el trabajo de la OTS?

C.E. Creo que lo que denominamos “el bien” es muy silencioso y parece que no está. Nos engañamos. Hay mucha solidaridad, cada vez hay más seres solidarios y en mayor medida puesto que se ve una expansión de las conciencias. Nunca como ahora las noticias sobre todos los acontecimientos sobre el planeta habían llegado a tantas personas a la vez y en tan poco tiempo, lo que posibilita la “sensación” de “no tiempo” y “no distancia”. Es bien cierto que todas las cosas tienen las dos caras o polos, pero, podemos tomar el aspecto más edificante y constructivo de esta tecnología, y usarlo para difundir aquello que puede ayudar a enaltecer la condición de muchos seres. En este sentido la OTS es hoy tan vigente si no más que lo fue desde el principio y por todo ello puede ser realmente eficaz.

P. El lema de la OTS es: Una unión de los que aman al servicio de todo lo que sufre, ¿qué te sugiere esta frase?

C.E. En el plano físico las formas tienen un lugar en el espacio y la separación de formas es un hecho en la naturaleza. Sin embargo la unidad de propósito tiene su raíz en planos donde la separación no existe y es, por lo tanto, una unión real y efectiva. Así pues, la unión efectiva y real de los que aman tiene una fuerza y poder para el bien como no lo tiene, seguramente, ninguna otra cosa de las que participamos como humanos. Este lema me sugiere, pues, la “idea” que desde los planos internos impulsa al hombre y que amando esa “idea” la plasma en los planos externos dándole forma, cuerpo y convirtiéndola en una acción.

P. Decimos que la OTS es Teosofía en acción. En tu sincera opinión ¿crees que esto es así?

C.E. Creo sinceramente que esto es así. Sin embargo hemos de fomentar esa acción. Todo estudio en las Ramas de la ST –en todo el mundo- debe llevar como finalidad la transformación de los miembros o simpatizantes en verdaderos e inteligentes “filántropos”. Filántropos en el pensar, en el sentir, en los actos y en las palabras. Esta será una tarea sin descanso en nuestras vidas. ¿Qué mejor y más noble tarea podríamos encontrar?

P. Mirando al futuro, ¿cuál crees que debe de ser el papel de la OTS en los años venideros?

C.E. La OTS no puede convertirse en una ONG más. No es ese su papel y conviene que los miembros de la ST tengan esto muy claro. Creo que el papel de la OTS es el de estar constantemente presentes en la vida de las Ramas de la ST recordando la verdadera finalidad de ese estudio. Aportando la diversidad de “canales de acción” a través de los cuales cada miembro o simpatizante podrá verter su energía según su propia idiosincrasia.

P. Muchas gracias por prestarnos parte de tu tiempo. Si lo estimas oportuno puedes añadir lo que desees con independencia de lo que ya has expuesto.

C.E. Recordar a todos que el servicio no es algo para engrandecernos a nosotros mismos, en ningún caso, sino para ayudar siempre a disminuir el sufrimiento de cualquier criatura con la que contactemos y que el servicio comienza siempre por los que tenemos más cerca. Con la acción y la palabra tenemos un campo limitado al lugar en el que el karma nos ha situado, pero, con el pensamiento y el Amor no hay distancia alguna ni lugar en el universo a donde no podamos llegar.
 

Gracias.
 

*
 

 

Encontro no âmbito da OTS. Meditaçao sobre a paz

 


No dia 2 de maio de 2009 um grupo de 13 Irmãos, da Sociedade Teosófica de Lisboa, reuniu-se com o propósito de fazer uma Meditação sobre a PAZ.
O encontro foi no campo, ao ar livre e, gostaríamos de partilhar convosco os momentos únicos que vivemos o sentimento de que um laço indissolúvel nos ligava uns aos outros. Foi um privilegio podermos estar juntos naquele clima maravilhoso de paz e fraternidade, rodeados pela natureza.
Enquanto meditávamos sobre a PAZ, tivemos a visita dos pássaros que nos brindaram com os seus maravilhosos cantos e de cada vez que pronunciávamos a palavra DEVAS levanta-se uma brisa que soprava por breves instantes.

Foi mágico, foram momentos únicos.
Temos de estar muito gratos à VIDA, gratos aos SANTOS SERES que abençoaram este encontro, que Eles nos continuem a abençoar e nos fortaleçam com a Sua energia para que consigamos realizar com êxito o trabalho que nos propomos em prol de tudo o que vive.
PAZ A TODOS OS SERES
 

María Alida Rodrigues.

     Más información
 

*

*

¿Que significa trabajar para la OTS?


José Luís Fernández Villarín, MST
Madrid, España



A menudo me he preguntado cómo es posible que la Orden Teosófica de Servicio (OTS) merezca tan poca atención por parte de la mayoría de los miembros de la Sociedad Teosófica (ST). Por mis pocos años dentro de la ST no puedo valorar de forma objetiva cuál es el motivo que lleva a una persona a formar parte de una organización como la Sociedad Teosófica, sólo puedo hablar por mí y, por tanto, si quiero ser honesto, sólo puedo escribir acerca de mi propia experiencia y de cómo y porqué llegue a la Sociedad Teosófica.

Durante años, sentí un vivo interés por todo lo relacionado con la religión por un lado, y sobre las fuerzas ocultas de la naturaleza, por el otro. Cuanto más profundizaba tanto en una como en otra disciplina, siempre desde el punto de vista de aquello que está al alcance de todos, más desánimo cundía en mí. No podía ser que todo fuera tan trivial como una lucha de poder, por el lado de la religión, y un negocio para incautos supersticiosos si mirábamos hacia la vertiente ocultista. Debía de haber algo más, tenía que haber algo más profundo que hubiera sentado las raíces de tantas señales como había por doquier.

Durante un tiempo, dejé a un lado todo esto, ciertamente defraudado, hasta que llegó un momento, en ciertas circunstancias personales un tanto especiales en que, de un modo sutil, algo comenzó a ocurrir en mi interior. Comprendí que uno de nuestros principales errores es que siempre buscamos justificaciones en el entorno, buscamos respuestas en el exterior, cuando siempre habían estado dentro de nosotros mismos. Entonces comenzó un camino interior, una búsqueda en la que, para qué negarlo, la mayor parte de las veces me sentí muy sólo, hasta que en un momento dado, comenzaron a sucederse los acontecimientos, siempre encontraba un libro oportuno, una reseña adecuada, un nombre significativo…, cataros, masonería, rosacruces… había comenzado a seguir el hilo adecuado y de ese modo, cuando llegó el momento oportuno, encontré la Sociedad Teosófica.

Aquí hallé una respuesta a mis preguntas de entonces y un modo adecuado para buscar las respuestas a las preguntas de ahora, pero, incluso en ese momento, necesitaba algo más, algo más práctico. Somos seres que dependemos de nuestra mejor herramienta (y también la más traicionera), nuestra mente concreta, para poder desenvolvernos y evolucionar en este mundo de materia, y por ello, a menudo, exigimos ver la plasmación de todo aquello que sólo intuimos a través de la abstracción.

Entonces sólo hacía falta ponerse en marcha, empezar a poner en práctica todo aquello sobre lo que estudiamos y teorizamos y, aunque osados de carácter, hemos de ser prudentes en las acciones y, por ello, debemos acometer aquello para lo que estamos preparados y, que mejor que comenzar por “los primeros principios” y el primer principio de la ST no puede ser más claro: “crear un núcleo de la Fraternidad Universal”, y no hay mejor práctica de la Fraternidad que el Servicio.

Por todo esto, cuando me invitaron a escribir estas líneas, pensé que qué mejor oportunidad para tratar de animar a mis hermanos de la ST a conocer mejor la OTS y su labor, y me pareció de lo más adecuado, el recuperar un breve escrito que preparé hace ya tres años para una de nuestras reuniones anuales de la OTS en Los Molinos (Madrid), el trabajo se llamaba “Qué significa trabajar para la OTS” y espero que despierte en vosotros las mismas emociones al leerlo que a mí me produjo el escribirlo, esto es lo que entonces plasmé:

“Ante todo, trabajar para la OTS, significa para un miembro de la Sociedad Teosófica el tener la oportunidad de poner en práctica todo lo aprendido en el estudio de la Teosofía, pues como dice el lema de la OTS ésta es “Teosofía en acción”.

Pero también significa tener la oportunidad de poner en acción ciertas fuerzas ocultas en beneficio de los demás y, de modo tangencial y acumulativo, en beneficio de quien tiene el privilegio de trabajar en pro de sus semejantes y de la evolución. Esto es así a pesar de que es básico y fundamental en este trabajo el hacerlo sin esperar recompensa, ni prebendas ni reconocimiento, sólo por amor y vocación de servicio. Es la oportunidad de poner en práctica el ideal del amor universal no sólo a través de los rituales propios de la OTS como los Círculos de la Paz o el Ritual de Sanación, sino también por medio de la colaboración con otras entidades de fines altruistas, o por medio de la escritura compartiendo conocimientos y opiniones, o la visita de enfermos e incluso la íntima y personal práctica de la meditación.


Trabajar para la OTS es una forma de llevar a cabo el ideal de expulsar el egoísmo de nuestras vidas, mediante el trabajo fraternal que supone el unir las conciencias de los participantes en un objetivo común. Además, nos da la oportunidad de poder fortalecer ciertas virtudes que nos ayudan en nuestro desarrollo espiritual, sumado al privilegio de elevar nuestra conciencia a planos superiores en los que se lleva a cabo, de modo oculto, el verdadero trabajo teosófico. Es precisamente en estos planos donde se realiza de modo real la verdadera acción del trabajo de la OTS, pues ésta no puede ser sino el canal que se ofrece a Aquellos que realmente tienen el poder para llevar a cabo aquello que se pretende obtener mediante las acciones correspondientes

Con el fin de no hacer demasiada extensa esta exposición, nos referiremos brevemente, de modo sintético pero no excluyente, a dos de los trabajos más importantes que puede desarrollar quien esté interesado en trabajar para la OTS, es decir:

LOS GRUPOS PRO PAZ.
Es desde mi punto de vista, de entre todos los trabajos grupales que realiza la OTS, el que más potencia el ideal de fraternidad entre todos aquellos que lo llevan a cabo. Pues, si bien se trabaja en grupos más o menos reducidos, para poder visualizar a nuestros compañeros de un modo efectivo, no debemos olvidar que será más poderoso el canal ofrecido a la benéfica energía que pretendemos canalizar, mientras tengamos presente que el grupo al que conscientemente nos unimos no es sino un nódulo de una red de grupos que, a escala planetaria, se funden en una sola unidad con un solo propósito, canalizar una poderosa energía que pretendemos pueda paliar, de una forma oculta, los desastrosos efectos de la guerra y la violencia, tanto allí donde ocurren, como en todo el Planeta que, con toda seguridad sufrirá el karma de dicha violencia.


EL RITUAL DE SANACIÓN
Si pudiéramos catalogar a los Grupos pro Paz como un acto de ofrenda que fortalece la fraternidad entre sus participantes, deberíamos entonces definir el Ritual de Sanación como un acto de petición, en el que por medio de la invocación a los Devas de la Sanación, rogamos de forma explícita y personalizada por aquellos que sufren a causa de la enfermedad. La sola presencia de estos Grandes Seres en la celebración del ritual supone una benéfica influencia para los co-celebrantes que, de un modo oculto, reciben la energía que irradian estas Fuerzas.

Además, y dentro del propio Ritual de Sanación, hacemos referencia a nuestros hermanos más jóvenes en la evolución, los animales y, especialmente, a aquellos que se encuentran sometidos a condiciones de abandono o violencia, incluidos los que son utilizados para investigaciones, para la alimentación e, incluso, para el recreo de ciertos seres empeñados en llamarse humanos, aunque sean capaces de llevar a cabo actos como la lidia de toros.

Sea pues como sea, mediante la realización de rituales, o mediante cualquier otro medio, a través del trabajo íntimo y personal o mediante la compartida tarea, es básicamente, un privilegio el poder trabajar para la OTS, es una oportunidad única para dejar a un lado el personalismo, la ambición y el ansia de notoriedad intrínseco al ser humano, de poder poner en acción el principio de fraternidad y altruismo, la vocación de servicio y la voluntad de ser un eficaz agente colaborador con el divino Plan de la Evolución. Es un acto de voluntad y progreso espiritual, un acto desinteresado de entrega a los demás, de abrir canales a las benéficas energías y a las fuerzas ocultas que trabajan por el bien de la humanidad y de cerrar puertas, en la medida de nuestras posibilidades, al dolor y a la violencia y a todos aquellos que trabajan en contra del Gran Plan. Pero nunca debemos olvidar que todo aquello que, en nombre de la OTS, llevemos a cabo, ha de estar revestido de dos cualidades imprescindibles para quien aspire a llamarse teósofo: AMOR Y COMPASIÓN”.



    PAZ A TODOS LOS SERES.
 
*

Trasplantes y Manipulación Genética

Alfonso del Rosario Gimeno
Madrid - España



Comprobamos hoy en día cómo la ciencia va progresando de forma vertiginosa, a una velocidad que parece no tener fin y junto a ella el hombre, que desea progresar también de una forma rápida, para poder llegar cuanto antes a convertirse en un dios, en un hacedor de vida, en creador de un nuevo mundo, de nuevos seres hechos con sus propias manos.

Hacer un análisis sobre esta situación en la que se encuentra la ciencia y la tecnología, con el enorme potencial que está desarrollando en todos los ámbitos del saber humano, con las casi infinitas posibilidades de aplicaciones, como es en el campo de la biomedicina, hace que se generen en la actualidad enormes expectativas al ser implantadas de forma eficaz y con éxito en nuestra sociedad, pero sobre todo, porque se abre todo un abanico de nuevos avances de consecuencias imprevisibles, con las que el hombre se tendrá que enfrentar muy inteligentemente en el futuro. Este hecho, hace que se presenten a cualquier profano observador, interrogantes, dudas y a veces sorprendentes respuestas.
Tomar conciencia de este progreso científico, hace que nos planteemos a veces preguntas sobre lo positivo o negativo, lo correcto o incorrecto de la aplicación de estas nuevas tecnologías, tanto en lo que se refiere a la humanidad como a la vida planetaria. Dar una opinión sobre estos espectaculares descubrimientos, como puede ser la congelación de embriones, la clonación, los trasplantes de órganos, o cualquier otro tipo de investigación genética encaminada a modificar el código hereditario del hombre, para prolongar la vida y eliminar ciertas enfermedades, ha de ser motivo siempre de estudio y de seria reflexión, por las importantes repercusiones que tienen tanto en el ámbito físico y tangible, como en el trascendente y oculto a la visión normal de cualquier persona, sobre todo, porque afecta a la comprensión del gran misterio de la concepción y conservación de la vida en cualquier ámbito de manifestación de la naturaleza y como es lógico, del ser humano.

La OTS., por estar orientada al servicio en cualquier ámbito de la vida social, debe estar atenta a estos avances y cambios tan importantes, para así poder, desde una amplia perspectiva de conjunto, contemplar las posibilidades y repercusiones que estos nuevos descubrimientos, tienen y van a tener para el conjunto de la humanidad en un próximo futuro.

La sociedad, mira a veces con esperanza e ilusión estos grandes descubrimientos de la ciencia porque ve en ellos la solución a muchos de los problemas de salud y de enfermedades. Otras veces sin embargo, se observan estos nuevos avances y descubrimientos científicos, como los trasplantes y la manipulación genética, con escepticismo y con un cierto rechazo, por considerarlos no acordes en cuanto a la ética, la moral o la religión.

Sabemos por la historia, que la ciencia casi siempre va por delante de ciertos criterios y costumbres de la época, donde en la mayoría de las ocasiones la ética, la moral y también la religión resultan ser un obstáculo para la experimentación e investigación, ya que muchas personas piensan y creen, como sucede en este caso, que la ciencia podría estar jugando a convertirse en un dios.

Los avances y transformaciones en los campos de la ciencia y de la tecnología, siempre han creado problemas de difícil comprensión, sobre todo para poder conjugar los aspectos morales y éticos con los trascendentes y religiosos. Este equilibrio y complementariedad que deberían existir entre ciencia y religión, lamentablemente no se manifiestan actualmente en nuestro entorno, pudiendo inducir a muchas personas a errar en la comprensión de esta realidad que la ciencia ofrece para el bienestar del ser humano.

En este orden de cosas, como se ha comentado antes, es muy complicado pronunciarse y dar una opinión sobre estos temas tan complejos y de tanta trascendencia. Las nuevas tecnologías y los nuevos avances y descubrimientos científicos, abren nuevas expectativas para que en el futuro se puedan erradicar en la raza humana enfermedades y malformaciones genéticas que actualmente son incurables.

El análisis y comprensión de la vida y de la forma en lo que al hombre se refiere, significan un reto para cualquier investigador del mundo oculto que no debe dejar de lado, por muy complejo y difícil que sea, dicho análisis y exposición. Como es lógico y natural, debe estar preparado para encontrar las respuestas a las interrogantes morales y filosóficas que se pueden presentar en algún momento de la vida, y que probablemente, en más de una ocasión tendrá que hacer frente para tomar decisiones, o dar una opinión lo más acertada posible sobre este tipo de situaciones.

En cualquier caso, a las interrogantes que a cada uno de nosotros se nos puedan presentar sobre lo correcto o incorrecto de los trasplantes o de la manipulación genética en sus muy variadas vertientes, cada persona debe tomar de forma inteligente, la actitud o comportamiento que mejor se adapte a su situación y al caso en concreto y particular al que se tenga que enfrentar en un momento determinado.

Así, por ejemplo, al contemplar los trasplantes de órganos desde el lado oculto, debemos de tener presente algunas consideraciones que seguramente ya conocemos y que conviene recordar. Sabemos, por libros, periódicos o revistas especializadas sobre estos temas, casos en los que se ha podido constatar, que algunas personas, al nacer, bien por haber sufrido algún accidente, o como resultado de una disfunción o anomalía de algún órgano en una existencia
Trasplante de riñón

anterior, traen a la nueva vida, por los condicionantes kármicos, las marcas de estas deformaciones, cicatrices y también los problemas funcionales del órgano afectado en vidas precedentes. Esto es algo que se puede verificar en personas que recuerdan su encarnación anterior y saben cómo y porqué se produjeron estas taras físicas.

Ante esta situación, podríamos hacernos algunas preguntas para arrojar un poco de luz a este hecho de la medicina tan extendida en la actualidad en todo el mundo. ¿Al donar un órgano, qué repercusiones ocultas se pueden derivar, tanto para el donante como para el receptor de dicho órgano? ¿Queda afectado dicho órgano para futuras existencias en ambas personas? ¿De qué forma repercute en los vehículos sutiles del donante que generosamente ha ofrecido el órgano, que conserva todavía ciertas condiciones de vida, y como va a responder el receptor a nivel físico e integral, ante “algo” que no es suyo?.

Dicho todo esto, para situarnos y comprender mejor desde el lado oculto todo este proceso, podemos recordar, que la Teosofía nos indica entre otras cosas, que dentro de la composición interna del ser humano, el hombre posee lo que se denomina “átomos permanentes” (uno por cada vehículo de experimentación cíclica), constituidos de una textura y composición atómico-molecular muy dúctil y sutil, en donde se almacenan y modifican permanentemente, a cada instante, sus internas estructuras, a través de los pensamientos, emociones, sentimientos y acciones, así como también de la condición y situación funcional de cada una de las partes constitutivas del cuerpo físico.

Estos especializados átomos, durante toda la vida, guardan lo que podríamos definir en términos científicos, la memoria genético-espiritual, que encarnación tras encarnación van a definir hasta en los más mínimos detalles, la composición, calidad, cualidades y sensibilidad de la materia sutil y física de cada uno de los vehículos periódicos del Ego al encarnar en el plano físico.

También sabemos por la Sabiduría Antigua, que el cuerpo etérico, dada su plasticidad y maleabilidad, es la contraparte y doble del cuerpo físico, y que es en este cuerpo, donde quedan impresas todo cuanto acontece en el cuerpo físico. Por lo que se puede deducir en términos generales, que enfermedades, patologías orgánicas, como también, una buena salud y bienestar, quedan registrados en todos los vehículos periódicos, así como también en los átomos permanentes, lo que da lugar, a que el Ego en la siguiente encarnación, traiga los mismos o parecidos problemas funcionales y también de salud que los que tuvo en una vida anterior.

Otro aspecto a considerar, son los condicionantes kármicos que cada personalidad viene arrastrando vida tras vida, y que pueden alterar en cierta manera, positiva o negativamente, en mayor o en menor medida, la manifestación o no de ciertas patologías o enfermedades y disfunciones, ya sean físicas, emocionales o mentales.

Seria interesante tener presente y no olvidarse también, que la intención de las personas que hacen estas investigaciones y experimentos de ingeniería genética y con los trasplantes, puede determinar lógicamente de forma positiva o negativa los resultados kármicos de este tipo de actividades.

Si bien es lógico pensar que hay que hacer cuanto esté en nuestras manos para salvar cualquier vida. Que la ciencia actualmente posee medios técnicos que pueden ayudar a dar solución a muchos de los problemas de salud, que hasta hace pocos años parecían insalvables, no está de más considerar además de los aspectos éticos, morales y religiosos, los aspectos ocultos y el funcionamiento de las leyes que se manifiestan más allá de la realidad del mundo físico.

Así, por ejemplo, cuando se da el caso, de que un matrimonio tiene un hijo afectado con una grave dolencia y cuya única solución es la de proporcionarle un órgano o una transfusión de sangre, parece comprensible pensar que los padres intenten por todos los medios buscar la sangre o el órgano adecuado para tratar de salvar su vida, no van a pensar en otra cosa que no sea la de su recuperación y sanción.

Puede suceder también, que para salvar la vida de un hijo, los padres necesiten engendrar otro para aprovechar las células madre de su cordón umbilical. Para este caso, o en otros similares, puede que sea necesario utilizar técnicas de ingeniería genética para realizar una inseminación artificial. Probablemente se necesitarán utilizar varios embriones, algunos de los cuales, los que no se utilicen de inmediato, tendrán que congelarse para posteriormente y en caso de necesidad poder ser trasplantados a la madre. En este caso o en otros parecidos, donde es necesario la unión de un ovulo y un espermatozoide para crear un embrión humano y dar así lugar al nacimiento del zigoto, o célula huevo, podríamos hacernos algunas preguntas interesantes que podrían arrojar un poco de luz a esta situación en la que están involucrados, pacientes, médicos, investigadores, etc.

Desde el lado trascendente y oculto ¿podríamos considerar a un embrión recién fecundado artificialmente en un laboratorio, esperando ser implantado en una mujer, una vida, un hombre, una personalidad, en el inicio de su desarrollo vital? ¿O como ocurre con las semillas, que solo comienzan a tener vida, cuando germinan en la tierra abonada y fértil, y no antes?. ¿El embrión, entonces, de la misma forma, salvando las enormes distancias que nos separan de las plantas, podríamos decir, que empieza a ser una entidad real cuando se implanta en la madre, en las condiciones que la naturaleza ha preestablecido y no antes?.

¿Se puede considerar que el proceso de encarnación se realiza en un instante dado, en el mismo momento de la fecundación artificial, en un laboratorio, creándose a la vez el sutratma o el llamado cordón de plata, que une al embrión con el Ego, antes de ser implantado en la madre?. ¿O es un proceso lento, semejante al hecho de dormir y de soñar, pausado, que viene a durar los nueve meses de gestación en el seno materno?. Y por último, ¿qué sucede, o más bien, en qué situación quedan los embriones que se almacenan congelados días, meses o incluso años?.


Ante estas incógnitas, u otras que se nos puedan presentar y a los posibles planteamientos que podamos hacernos sobre esta situación, las respuestas que podemos encontrar dependiendo de nuestra situación personal y de nuestra visión global de conjunto, pueden ser variadas y a veces incómodas. No se trata desde aquí sentar las bases sobre lo correcto o no de este tipo de investigaciones y de aplicaciones en los campos de la biomedicina y de la biotecnología, sino de replantearnos nuestra visión de la realidad de las cosas, del mundo, de la vida, de lo aparentemente correcto o incorrecto, generando en nosotros el afán de poder decidir lo más acertadamente posible a través de un serio análisis y de la manera más impersonal posible, sacando nuestras propias conclusiones, sin dejar de lado y teniendo siempre presente el aspecto kármico y de intención, que como sabemos, van a repercutir y a decidir siempre de alguna forma los resultados finales de cualquier situación o determinación que apliquemos en nuestra vida diaria.
 
*

Sanación Emocional

César Ortega MST, Chile
 

 

La mayoría de nosotros no hemos sido educados para la vida espiritual, nuestra infancia a sido la de cualquier niño con padres normales. Aunque nuestros padres hayan intentado hacer lo mejor posible para educarnos, en el mejor de los casos recibimos una buena educación mundana, con valores mundanos. En otros casos los malos tratos ocasionan un daño muy profundo en la conformación psicológica del niño.

Creo que cuanto más desarrollo tiene el Alma, la sensibilidad del niño es mayor, por lo que las experiencias de la infancia lo afectan de un modo extremadamente intenso y profundo. Al igual que a uno, muchas personas con inclinaciones espirituales traen consigo un daño emocional bastante serio, el cual es muy difícil de dimensionar completamente. Es natural que cualquier ser humano busque compensar las carencias profundas de su carácter, y en el caso de los estudiantes espirituales esto se vuelve una prueba difícil de sinceridad consigo mismo y con los demás en el área del auto desarrollo o autoconocimiento.

Muchos de nosotros nos dedicamos a estudiar compulsivamente, rutinariamente, sin que ello nos afecte profundamente a través de los años. Sabemos muchas cosas conceptualmente profundas pero nuestras vidas cotidianas son superficiales y caóticas psicológicamente. Se nos ha insistido que la vida espiritual seria requiere de un desarrollo pleno de todos nuestros niveles (físico-emocional-mental), sin embargo uno, porfiadamente, pasa por alto estas recomendaciones y tiene una batería de justificaciones para mantener lo que hasta ahora se es. No hay vida espiritual fuera de las relaciones, porque sin las relaciones (sobre todo humanas) permaneceremos encerrados al interior de una estructura que a medida que pasan los años nos va aprisionando. No hay vida espiritual fuera del proceso de la meditación, ya que es la herramienta por excelencia que nos permite armonizar y desarrollar nuestro carácter. No hay vida espiritual sin conocimiento ya que nos permite comprender y dirigir los procesos hacia los fines correctos.

Los daños emocionales deben ser tratados lo antes posible por los estudiantes ya que se profundizan con los años y limitan las posibilidades de servicio y auto desarrollo. Creo que hay que aprender a detener el flujo incesante de la vida cotidiana y aprender a estar tranquilo, a observar, a escuchar cada vez haciendo pausas más largas, y luego llevar esa calma profunda a la acción. El proceso de introversión que todo estudiante serio busca, pasa por disolver los contenidos conflictivos emocionales, y transformarlos en devoción hacia lo Superior y afecto sincero hacia los iguales. Si no lo hacemos así, la agitación de la mente no permitirá profundizar en la meditación. Todos sabemos que esto es un proceso complejo y largo, además de penoso, en algunas de sus fases. Pero es mejor tomar conciencia que debemos sanarnos emocionalmente y trabajar seriamente en ello, que seguir una vida donde el desorden psicológico limitará el desarrollo interior. No solo debemos estudiar la Realidad, debemos amarla, sentirnos inclinados hacia ella naturalmente y ello no ocurrirá, al menos en ésta vida, si no nos hacemos responsables de nuestra sanación emocional.
 

*

LOS NIÑOS

Blanca González C. MST, Chile



En los tiempos actuales, ser niño es un gran desafío. Se preguntarán ¿Por qué?
Analicemos algunos puntos, como por ejemplo el entorno de un niño, y sus circunstancias…...
A.-Puede que tenga el privilegio de gozar de papá y mamá, que sean estos los padres “originales”, (no separados). Pero, por “necesidades” de tipo social, ambos trabajan. Entonces el niño ve a sus padres, si es que logra estar en pie, quizás a uno de ellos, el que llegue más temprano a su casa. Mas, ¿cómo llega este padre o madre a la casa, después de un día laboral? ¿Tendrá ánimo para conversar con él? ¿Escuchará con cariño lo que el niño quiera expresar? ¿Será capaz de jugar con él? ¿Lo atenderá con solicitud? ¿Será capaz de ayudarle en sus deberes escolares? En realidad son muchas más interrogantes que se nos plantean ante esta situación.
B.- Si queda al cuidado de los abuelos, o de una vecina, o de parientes, o simplemente queda sólo…. ¿Qué le sucede?
Los abuelos ya no tienen la fuerza para sostenerlos, los vecinos son personas que pueden tener muy buena voluntad, pero no hay un lazo de responsabilidad directa para con el niño, y los parientes comparten la misma característica, y para qué hablar de la situación última en la que queda solo. He conocido niños cuya única compañía, la mayor parte del tiempo, era la televisión.
La televisión en nuestro país, y es la realidad de otros países también, adolece de una visión de altura para exhibir su programación. Sólo les interesa tener audiencia, y esto lleva a una serie de programas de baja calidad, con una falta total de orientación hacia valores que nos identifican como humanos.
Estoy hablando de niños que aún no tienen la capacidad de pensar y mucho menos de discernir, (incluso nosotros los adultos tampoco la tenemos).
Con este cuadro, ¿cual puede ser nuestro aporte? Pienso que hemos perdido nuestro norte, en el sentido de cuestionarnos si en realidad es más importante el tener o el ser. ¿A que me refiero con esto?... ¿Alguna vez nos hemos detenido a pensar si realmente es necesario todo lo que tenemos de bienes materiales?
Comencemos…. Si tengo una casa, ¿necesito tener otra en la playa, otra en el campo?…… y esto es válido para todo lo que adquirimos… autos, vestuario, enseres, etc.… la lista es larga, tan larga como nuestra vida. Hemos dedicado nuestra vida a adquirir bienes materiales, pero… ¿hemos reflexionado que cuando partamos de este plano? ¡NO NOS LLEVAREMOS NADA!
Resulta paradójico que vivimos como si nunca fuéramos a morir, cuando lo único cierto es la muerte, todo lo demás es incierto.
Otro aspecto es la orientación de la educación en nuestros países que es totalmente competitiva. De esto derivan la enemistad, la violencia, la ambición, el orgullo, la prepotencia, la falta de sensibilidad para el hermano, la aversión, la antipatía que lleva al abuso, al atropello de todos los derechos del individuo, a la desunión, a la separatividad, que es nuestro mayor obstáculo en el desenvolvimiento del camino de retorno, etc.….
Este análisis es muy parcial, solo he enfocado apenas dos aspectos, pero es tan importante que nos abramos a la reflexión acerca de la situación de los niños, ya que ellos son el futuro, y de nosotros dependerá si ese futuro será más brillante o más opaco, de acuerdo a las dificultades que les hemos dejado por resolver.
Quiero agregar una reflexión de un gran ser con respecto a este tema de la educación, especialmente de Occidente, y que tiene relación con el primer objetivo de la Sociedad que es la Fraternidad.

“Toda la educación en Occidente, esta penetrada por el principio de competencia y lucha. Cada niño es presionado a aprender mas rápidamente, a dejar atrás a sus compañeros y a superarlos en toda forma posible. Se cultiva con asiduidad la erróneamente llamada rivalidad amistosa, y este mismo espíritu es estimulado y fortalecido en cada detalle de la vida.
Con tales ideas inculcadas desde su niñez, ¿cómo puede un occidental sentirse como los dedos de la mano con sus condiscípulos? Además, estos condiscípulos no son de su propia elección, escogidos por él a partir del aprecio y la simpatía personales. Los elige su instructor basado en consideraciones muy distintas, y quien desee ser estudiante debe primero ser lo suficientemente fuerte como para matar en su corazón todo sentimiento de aversión y antipatía hacia los demás. ¿Cuántos occidentales están preparados siquiera para intentar esto sinceramente?”.

Todo cuanto que se invierta en una verdadera educación interna, (y esto es responsabilidad de los padres principalmente), resultará en una cosecha infinitamente superior, de consecuencias insospechadas para la vida individual y por ende para la humanidad.
Tenemos que obligarnos a despertar de esta ilusión de logros personales, para entregar las herramientas adecuadas a nuestros niños, y que ellos sean capaces de descubrir su Dharma en la vida, y caminar con mente abierta, corazón puro, intelecto despierto a través de esta encarnación, para que cuando llegue su momento, el Alma, pueda cosechar con creces lo que sembró, y convertirse en activo participante ocupando el lugar que corresponde, en el Plan de Aquello que es nuestro sostén, nuestra vida, y en el cual nos cobijamos y tenemos nuestro ser.
 
*

 

ORDEN TEOSÓFICA DE SERVICIO, PERÚ



La nueva Corresponsal de la OTS en Perú Patricia Moscoso Bieberach, ha iniciado una Campaña, junto con su inseparable compañera Angie Ramos Garay tendente a ayudar a proporcionar prendas de abrigo para las personas que las necesitan y carecen de ellas en esta época en la que el frío es notable en determinadas partes de su país.

Para ayudarse en la consecución de su propósito, se les ha ocurrido la feliz idea de crear una especie de anuncio incitando a la recogida de las necesarias prendas que se hace aparecer para conocimiento de quienes lean estas líneas.

Auguramos toda suerte de éxitos a ambas laborantes de la OTS, porque si el inicio de la campaña es amoroso el final de la misma ha de ser del mismo sentido.

¡Bien por Patricia y Angie!

 

   Índice